Logo de la Associació Catalana per a la Integració del Cec (abre en nueva página)

Secciones

La mesa de trabajo deja el asunto en el aire

06/04/2005

El pasado 5 de Abril, se reunió en Madrid, en la sede del Ministerio del Interior, el grupo de trabajo constituído por el Gobierno, para el estudio de la
reforma de la Ley Electoral. A dicha reunión, aparte de varios organismos ministeriales, (Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Correos y Telégrafos,
Oficina del Censo Electoral, y Federación de Municipios y Provincias), asistimos representantes de la ONCE, (Sr. Felix Villar), el CERMI, (Sr. Cayo), y
ACIC. (Srs. Neus Salvat, y José Angel Carrey). Destacar que, si bien la reunión tenía por objeto el estudio de diversos aspectos de la accesibilidad dentro
de la reforma de la LOREG., como la accesibilidad en Colegios Electorales para otros colectivos de discapacitados, etc; a nosotros sólo nos permitieron
estar presentes cuando se trató el tema de la accesibilidad del voto.
Durante el desarrollo de la sesión, nosotros expusimos nuestras alternativas para la implantación del Braille en las papeletas, y aportamos también un informe sobre las experiencias de voto electrónico que se han realizado en diversos países; el representante del Ministerio del Interior, nos facilitó a todas
las partes un valioso y completo informe que recogía los datos de emisión de papeletas en los últimos procesos electorales, y que puso de manifiesto la
complejidad del proceso electoral español y el gran número de modelos distintos de papeletas a elaborar; y finalmente, la ONCE, a preguntas del Ministerio
de Interior, aportó una serie de datos sobre el uso del braille dentro del colectivo de invidentes, y se inclinó por la utilización de métodos electrónicos, y parlantes, como modo más fácil de acceso a la información.
Según esta entidad, de 65.000 afiliados en España, aproximadamente sólo 4000 conocen y leen braille habitualmente, y ello con muchas dificultades. Cabe señalar que tales datos no fueron avalados por la aportación de encuestas o informes, y que a nuestro juicio son batante discutibles.
Finalmente, se abrió un breve turno de debate entre representantes de ACIC., y de ONCE, sobre estos extremos, aportando cada uno visiones diferentes sobre el asunto, pues nosotros manifestamos nuestra extrañeza ante la postura que tomaba el representante de ONCE, y nuestra opinión en favor del uso del braille como único sistema universal de lecto-escritura para los invidentes, y también pusimos de manifiesto que en numerosas ocasiones la ONCE, había apostado más decididamente por la implantación reconocimiento y universalización del braille, que lo que ahora parecía evidenciarse de sus posiciones, (lo cuál era contradictorio), como por ejemplo la participación de ONCE, en la campaña institucional de la Constitución europea, mediante la edición de ejemplares en braille, o la intervención decisiva de ONCE y CERMI, en la aprobación de la directiva europea sobre el medicamento, que obliga a incluir el braille en el embasado.
Más allá de estos debates, a nuestro juicio, la reunión fué un primer cambio de impresiones, que, si bien no clarificó en absoluto el camino que se vá a
tomar apartir de ahora, ni fijó ninguna posición definitiva respecto al modo de introducir el voto secreto y accesible en España, sí sirvió para intercambiar información entre las partes, para evidenciar que, ONCE y CERMI, aunque apuestan por el voto electronico, no tienen proyecto definido, ni informe alguno al respecto de cómo garantizar la accesibilidad en un sistema de voto electrónico presencial, y para que desde ACIC., pudiesemos explicar a todos los entes implicados, nuestra posición, y nuestras alternativas para introducir el braille en las papeletas electorales.
En suma, el valance es positivo, el Gobierno mantiene su compromiso de hacer algo al respecto, si bien el tema es de una gran complejidad, y queda mucho
por avanzar.

[Volver a la página anterior]